La Temperatura del miedo, Registro de rutina; Fotografías de Juan Marroquín inaugura el 24 de Julio en el Ateneo de Cabudare

JuanMarroquin

 

El 24 de Julio, a partir de las 11 AM en el Ateneo de Cabudare, inaugura “La Temperatura del miedo, Registro de rutina”, trabajo expositivo del fotógrafo Juan Marroquín.

En palabras de Erick del Búfalo:

Así como existe el exilio, hay un insilio: la realidad nos expulsa de sí y nos empujas a estar atrapados en nosotros mismos, en nuestra casa, en una mirada obsesionada o en el reducido espacio de nuestros miedos y anhelos. La rutina de la soledad es más que una rutina, es una travesía por los mismos puntos, una viaje en el encierro. Es lo que Juan Marroquin fotografía. Las fotos de sus viajes por el cautiverio del alma.

Esta selección de fotos tomadas de cientos de fotografías parecidas son el resultado del escanciar el tiempo dentro de un mismo espacio. Pues el espacio dentro del devenir del tiempo siempre es otro espacio. El espacio vive como vivimos nosotros. Así, pues, no vemos fotos de objetos, vemos fotos del tiempo.

Encierro y tiempo son las dos coordenadas claves de la prisión. Pero aquí el encarcelamiento no es tanto físico como espiritual. Es la imposibilidad de escapar a las propias angustias y deseos, de dejar de ser uno mismo. La prisión de lo que se repite. ¿No es aquello, acaso, la esencia de toda rutina?

No obstante, en el trabajo de Marroquín vemos una extraña forma de liberación: la mirada siempre está en otra parte aunque esté mirando el mismo punto. “La vida está en otra parte”, afirmaba Rimbaud. Nada más cierto, y es precisamente justo lo que aquí vemos: la vida que sale de sí, escapando de la existencia misma, no tanto para contemplarla sino para no morir. La mirada fonográfica es también una forma de sobrevivir a la muerte mientras aún existimos.

Quedan todos invitados.

Entrada Libre !